Conversatorio “Cuatro miradas de La Oroya”

Esta tarde se realizó el conversatorio “Cuatro miradas de La Oroya” con la presencia de Rafael Goto, miembro del Comité Interreligioso por la Defensa de La Oroya; Marco Sifuentes, periodista y director del blog ‘Útero de Marita’; Jose Luis Capella, Director del Programa de Defensa del Interés Ciudadano de la SPDA; Carlos León, Curador y crítico de arte. El moderador fue Manuel Pulgar-Vidal, director ejecutivo de la SPDA.

Durante su intervención, el periodista Marco Sifuentes realizó un breve recuento sobre cómo este caso fue obteniendo interés por parte de los medios de comunicación (sobre todo en los últimos cinco años), gracias a una serie de reportajes. “Ahora hablamos del PAMA, sabemos que La Oroya es una de las ciudades más contaminadas del planeta, incluso ahora existen grupos civiles que se organizan y hacen campaña informativa en Internet. Eso dice mucho sobre el trabajo que se ha hecho para posicionar el tema”, declaró.

“Sigo el tema de cerca desde hace mucho tiempo, pero es recién ahora que se ha puesto de moda. Ahora hasta hay afiches de Cherman… Al parecer recién ahora es que el tema ya es de interés general. Es un tema que concierne a todos”, agregó.

A su turno, José Luis Capella habló sobre el caso desde el punto de vista de los derechos humanos. Destacó la necesidad la gente que vive en La Oroya debe recibir una tutela: “Sea por acción o por omisión, el Estado peruano tiene una deuda muy grande a la ciudad de La Oroya”.

Para Capella, el Estado no ha cumplido con su deber de generar un marco informativo adecuado, la regulación de la empresa y los pasivos que produce (Plan de Adecuación Ambiental, o PAMA) y el tema de la salud pública.

Por su parte, Rafael Goto resaltó la labor ética que viene desarrollando la sociedad civil en relación a las prácticas de la empresa Doe Run, que opera un complejo metalúrgico en La Oroya.

Para Goto, antes que los proyectos de desarrollo, deberían primar las buenas prácticas éticas como base de la convivencia. De otro lado, detalló la participación del Comité Interreligioso por la Defensa de La Oroya en este conflicto.

Finalmente, el curador Carlos León habló del tema desde la perspectiva de la cultura y el arte. “Desde nuestra perspectiva, el Centro de Lima también es uno de los espacios más contaminados del país. Eso dice mucho sobre cómo tomamos el ambiente donde vivimos. Para ver la la contaminación, no sólo tenemos a La Oroya; también tenemos el Centro de Lima”.

El conversatorio se realizó en la galería [e]Star, ubicada en Jr. Belén 1044, Centro de Lima.

FOTOGARFÍAS DEL EVENTO

todos

goto

Rafael Goto

leon

Carlos León

sifuentes

Marco Sifuentes

capella

José Luis Capella



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


2 comentarios · Dejar un comentario

  • LaVerdad dijo:

    Que exista preocupación es bueno para La Oroya, ojalá las ONG ambientalistas, el Cura Barreto y seguidores, puedan gestionar unas 3 mil hectáreas de tierras en el hermoso valle del Mantaro y trabajo (crear fábricas, industrias con toda la plata de las fundaciones) para los 35,000 habitantes de La Oroya de quienes dicen preocuparse, y por quienes luchan y entregan parte de sus vidas para que puedan vivir por fin en salud y sin contaminación, porque, valgan verdades, si lograran su objetivo de CERRAR el complejo metalúrgico, única fuente de trabajo de los oroínos, la contaminación que se encuentra en las más de 3 mil Has. de suelos desde 1922 continuará envenenándolos por décadas, ahí debieran preocuparse, en remediar esos suelos como auténticos ambientalistas, y ayudar a Doe Run a terminar su último proyecto PAMA. Eso sería desinterés, lo otro es puro cuento.

  • Elna Godfrey dijo:

    Estimados amigos:
    Soy especialista en la implementación de sistemas de gestión (calidad, medio ambiente, seguridad y salud ocupacional, responsabilidad social, inocuidad alimentaria, otros) estoy a cargo del área de proyectos de la empresa, me interesa mucho agregar en nuestra página un link a ésta página de actualidad ambiental, me parece que tiene mucha información interesante.
    Gracias!

13 − four =