San Isidro en contra de obra que talará más de 100 árboles en Av. Aramburú



* Municipalidad de Lima ya otorgó la buena pro para construir un tercer carril en la avenida Aramburú. Municipalidad de San Isidro se opone y anunció que presentará una acción de amparo para impedir el inicio de la obra que además eliminará más de 2 mil metros cuadrados de áreas verdes.
* Alcalde Manuel Velarde publicó un mensaje contra Luis Castañeda, en donde afirma que las obras del burgomaestre de la capital son “anacrónicas y excluyentes”.

 

Luego de que la Municipalidad de Lima otorgó la buena pro para dar inicio a la construcción de un tercer carril en la avenida Aramburú, la Municipalidad de San Isidro anunció que presentará una acción de amparo para impedir el inicio de la obra porque implicará la tala de más de 100 árboles y la destrucción de más 2 mil metros cuadrados de áreas verdes.

De acuerdo a la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape), la ejecutora de la obra será el Consorcio Vial Magdalena y demandará una inversión de 7.8 millones de soles. La ampliación se dará en 1.4 kilómetros de la avenida hasta el límite con San Borja.

En su cuenta de Facebook, el alcalde de San Isidro, Manuel Velarde, recordó que su comuna planteó una alternativa para optimizar y sincronizar los semáforos, lo que costaría solo el 10% de la obra recién aprobada, pero la Municipalidad de Lima no hizo caso a esta propuesta.

Según Velarde, para el alcalde Luis Castañeda “son tonterías que la ciudad tenga más espacio para las personas y menos para los automóviles. Y es que el alcalde Castañeda no tiene la mínima idea de cómo se vive en la ciudad, solo tiene un atisbo de ella cuando la ve a través del parabrisas de las lunas polarizadas de su 4×4”.

“Él, que viaja acompañado de sus guardaespaldas, no sabe que las calles son inseguras, no ve las largas colas que se hacen para subir a los buses, no sabe lo que es vivir la odisea de viajar en un micro, mucho menos entiende que el pésimo transporte público que tenemos no da para más. Sus obras viales son anacrónicas y excluyentes, solo atienden al 15% de personas que utiliza el automóvil diariamente, vive de espaldas a las necesidades de nuestra capital con cerca de 10 millones de habitantes. Lima no merece seguir siendo gobernada por un modelo como este. Un tercer carril no resolverá la congestión vehicular en estas avenidas, muy por el contrario, la agravará. San Isidro no se cruzará de brazos”, señala el alcalde sanisidrino.

Caca destacar que el alcalde Castañeda ya se había pronunciado sobre la obra, alegando que tiene “vocación por lo verde” y asegurando que “no va a haber una sola tala de árbol. Habrá una sustitución de los 49 árboles, más 490 que vamos a sembrar, por Dios. No se van a recortar áreas verdes. Se van a sembrar más árboles”.

No hay certificación ambiental

El 26 de diciembre de 2016, Emape presentó un “estudio ambiental preliminar” ante el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace), pero el documento solo contenía información sobre el primer tramo del proyecto. O sea, se tenía previsto realizar obras similares en la avenida Santra Cruz, hasta llegar al óvalo Gutiérrez.

Según informa La República, el 6 de febrero de 2017 Senace respondió que no podía realizar una evaluación “fragmentada” de la iniciativa, pues los impactos de ambos tramos son “acumulativos” y se ubican en la misma zona de influencia. El 3 de noviembre pasado, Senace notificó que Emape no ha vuelto a solicitar la evaluación de la iniciativa, por tanto, no tiene estudios de impacto ambiental aprobados.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

fourteen − 2 =