Perú y el aprovechamiento tímido de su potencial para generar energía eólica

Foto: Andina

* La región Ica está mostrando un claro liderazgo en proyectos de desarrollo sostenible, con la Central Eólica Wayra I, brindará electrificación a poblaciones que aún no cuentan con este servicio.

* La generación de electricidad a través de energías alternativas y limpias es un gran reto del presente siglo tanto para Perú como para el mundo, más aún frente a un contexto de cambio climático.

 

Escribe Melissa Capcha*

 

El pasado septiembre se inició la construcción del mayor parque eólico de Perú. Se trata de la Central eólica Wayra I que, según afirma la empresa Enel Green Power, tendrá una capacidad instalada de 132 megavatios (MW) y generará alrededor de 600 GWh al año, evitando la emisión a la atmósfera de casi 288 mil toneladas de CO2.

La energía producida será entregada al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional a través de la subestación Poroma, con lo cual se podrá generar energía suficiente para cerca de 480 mil hogares peruanos.

La central eólica funcionará en Ica, una región que cuenta con un potencial de 9 144 MW. Considerando que el potencial eólico del Perú es de aproximadamente 22 450 MW, imaginemos cuánto queda por desarrollar lo largo del país en cuanto a este tipo de energía.

Liderazgo del gobierno Regional de Ica

El gobernador regional de Ica, Fernando Cilloniz, menciona que para el Gobierno Regional de Ica es importante el desarrollo industrial de manera sostenible, sobre todo en dicha región que destaca por su diversidad de actividades, pues cuenta con potencial en el sector pesquero, agrícola, minero y turístico, para lo cual las energías limpias son fundamentales.

Wayra I se encuentra en Marcona, zona privilegiada para el tema eólico, inclusive para la energía térmica y solar. A la par de Wayra I, en esta zona también vienen funcionando otras 2 centrales: Marcona (32 MW) y Tres hermanas (97.15 MW) desde el 2014 y 2016 respectivamente.

“Ica pudo haberse abastecido de electricidad a base de gas o petróleo pero no lo está haciendo, es obvio que se nos dirigimos a ser una región sostenible”, agrega Cilloniz.

Ica frente al cambio climático

Con relación al cambio climático, el gobernador regional menciona que en Ica se han vivido los impactos de dicho fenómeno mundial el último verano, como las lluvias fuertes en la costa, hecho que ocurre con poca frecuencia, que causaron muchos daños. Por ello, la generación de energía renovable contribuirá a la mitigación del efecto invernadero.

Cilloniz señala además que actividades como la reforestación o la siembra y cosecha de agua son importantes para evitar inundaciones, huaycos y otras las consecuencias que ya conocemos, sobre todo debido al denominado Niño Costero, producido este año.

Más electricidad

La diversificación de la matriz energética a base de energías renovables no sólo evita que se emitan millones de toneladas de gases de efecto invernadero, sino que permite el mayor abastecimiento de esta electricidad en zonas donde aún no se cuenta con este bien.

Referente a esto, Fernando Cilloniz indica que para Ica, así como para todo el Perú, es importante este tipo de proyectos ya no sólo provee de electricidad a quienes no cuentan con este servicio, sino también presenta una alternativa, limpia y sostenible en comparación a la electricidad generada a base a petróleo o gas.

Inversión y promoción de las energías limpias

Fernando Cilloniz menciona además que hay y habrá una tendencia de explotar al máximo el gas, dado que está disponible, pero pide que se tenga mesura a la hora de disponer de un recurso natural tan a la mano, ya que se puede caer en la sobreutilización y postergar avances de las alternativas limpias. Según el Ministerio de Energía y Minas, durante el 2000 y 2010, el sector eléctrico se caracterizó por la creciente participación de generación con gas natural, llegando al final de dicho periodo a representar el 35% de la producción total.

Para Cilloniz, la política tributaria está equivocada, al no favorecer a las energías limpias vía impuestos y más bien trata de la misma manera o hasta privilegia el uso de petróleo, así como de automóviles viejos. Además indica que, por el lado fiscal, el Gobierno central no muestra un sesgo ambiental, sino se ha quedado en el sesgo energético puro.

El camino hacia la descarbonización del sistema eléctrico del Perú se está dejando muy a la iniciativa privada cuando lo que se requiere es de un liderazgo gubernamental y, sobre todo, una intervención inteligente por el lado fiscal y tributario. Wayra I es un ejemplo a nivel local, pero es necesario que estas iniciativas se repliquen a lo largo del país, indicó Cilloniz.

 

___________________

* Melissa Capcha Eulogio, es ingeniera ambiental peruana, consultora en sostenibilidad y cambio climático y periodista freelance.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

fourteen − seven =