Descarga en PDF el libro sobre acaparamiento de tierras y deforestación en la Amazonía

Deforestación en Tamshiyacu. Foto: WCS

 * El documento identifica malas prácticas empresariales y “serias deficiencias” estatales para regular las diferentes modalidades de acceso a la tierra que desplegó la sucursal peruana de United Cacao en Tamshiyacu.

 

En 2012 llegó a Tamshiyacu (distrito de Fernando Lores, provincia de Maynas, región Loreto) la empresa United Cacao –a través de sucursales locales, principalmente Cacao del Perú Norte S.A.C– para desarrollar un proyecto agroindustrial de gran escala. En el lugar, la empresa adquirió unas 3985 hectáreas de bosques, de las cuales ha deforestado alrededor de 2380 para la plantación de cacao.

Con la publicación Acaparamiento de tierras en la Amazonía peruana: el caso de Tamshiyacu, el investigador Juan Luis Dammert, expone las modalidades de acceso a la tierra, los cambios en las dinámicas sociales generadas con la llegada del proyecto agroindustrial, el rol del Estado y la controversia socioambiental originada por este proyecto, basándose en testimonios, visitas de campo, documentación y uso de imágenes satelitales.

[Descarga el libro en PDF]

El análisis, además de evidenciar los problemas asociados con la deforestación a gran escala, también coloca a Tamshiyacu como el escenario de una amplia estrategia de acaparamiento de tierras por parte de United Cacao. “Se está produciendo una acelerada carrera por la tierra en toda la Amazonía peruana y este es solo un caso emblemático de una dinámica de acaparamiento que podría generalizarse en la región”, sostiene Dammert.

La publicación también recoge el testimonio de personas que habrían sido forzadas a vender sus tierras con el argumento de que si no lo hacían, estas reverterían al Estado.  “Si no me vendes te vamos a denunciar ante las autoridades para quitarte tu terreno”, le advirtieron a Ruperto Vásquez, un agricultor de la zona, según narra el libro.

Ruperto Vásquez originalmente tenía 20 hectáreas, pero hoy es posesionario de 17. La empresa –señala el agricultor– taló la parte trasera de su predio donde tenía plantas medicinales e irapay. El caso de Vásquez, quien se encuentra en un litigio con la empresa, se repite en la zona.

En Tamshiyacu, se han generado conflictos entre grupos de la población local y la empresa, los cuales se han traducido en denuncias penales, así como órdenes de paralización del proyecto por parte del Ministerio de Agricultura y Riego. 

La evidencia recogida en este estudio ilustra las contradicciones del marco normativo aplicable a la titulación de predios y el cambio de uso de suelos, otorgando mayores elementos para que las autoridades regulen de forma efectiva la expansión de los agronegocios en la Amazonía peruana.

Frente a las sanciones que deberían imponerse a la empresa por desarrollar actividades sin autorizaciones, Dammert señala que podría hablarse de una “complicidad” o de una “falta de capacidad” por parte de las autoridades.

“Este es un caso que se ha dado sin tener los requisitos ambientales y forestales necesarios. Lo que ha tenido que haber es un proceso de sanción, pero este proceso ha sido muy deficiente. Entonces, esto invita a pensar que podría haber cierto nivel de complicidad o una falta de capacidad para regular este tipo de emprendimientos”, sostuvo en una conversación con la prensa loretana.

Ver el video de En Directo:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

seventeen + nine =