San Isidro de opone a Municipalidad de Lima por construcción de 2 bypass y tala de 280 árboles
28-de-julio-la-republica

Foto: La República

• Según San Isidro, la construcción de bypasses y otros tipos de infraestructura vial responden a modelos desfasados y caducos, y no a una visión integral de desarrollo para la ciudad.
• El alcalde Velarde exigió que la Municipalidad de Lima cumpla con su propia normativa, la cual establece que para la formulación de proyectos en vías metropolitanas se deben realizar coordinaciones previas con las municipalidades distritales afectadas (Ordenanza N°1621-MML).

 

En un reciente comunicado, la Municipalidad de San Isidro expresó su rechazo a la construcción de dos bypass que pretende construir la Municipalidad de Lima en la avenida Salaverry y en el cruce de las avenidas Arequipa y Aramburú.

Según Manuel Velarde, estos proyectos atentan contra la calidad de vida de los vecinos, debido a la generación de congestión vehicular, contaminación ambiental, ruidos molestos e inseguridad.

Además, las construcciones implican la tala de 280 árboles, muchos de ellos con más de 80 años de antigüedad. Asimismo, porque atentan contra el libre desplazamiento, ya que afectan el tránsito peatonal, sobre todo de los más vulnerables. La afectación a dos ciclovías conocidas también figura entre los motivos.

“Los bypass no son una solución”

Para oponerse a estos proyectos, San Isidro también argumentó que este tipo de construcciones no ayudan en el alivio de congestionamiento vehicular y puso como ejemplo el bypass ubicado entre las avenidas Arequipa y 28 de Julio, donde el embotellamiento no ha variado.

“No son una solución a la congestión: en el corto plazo, los ‘bypasses’ trasladan el problema a otras intersecciones cercanas, incluyendo aquellas que se encuentran en zonas primordialmente residenciales. En el mediano plazo, empeoran la congestión vehicular, y su capacidad se ve copada por el incremento en el tráfico”, se lee en el comunicado.

[Leer el comunicado aquí]

“(Los bypass) no resuelven el problema de fondo, que es la carencia de un sistema de transporte público integrado acorde con las necesidades de la capital. La mayor parte de la población de la ciudad utiliza el transporte público, mientras que tan solo el 15% de los viajes se hace en automóvil privado. Por ello, no se justificaría invertir en infraestructura extremadamente costosa para la ciudad y poco eficiente para la movilidad, cuando existen soluciones menos intrusivas y más económicas”, señala el municipio sanisidrino.

“Demandamos al alcalde de Lima, Luis Castañeda, que la planificación de la ciudad esté orientada hacia los ciudadanos, salvaguardando la seguridad de los peatones, especialmente los más vulnerables como son los niños, las personas mayores y aquellos con movilidad reducida. Esto implica concebir la movilidad pensando en el transporte seguro y eficiente de la ciudadanía, priorizando el transporte público y no motorizado, no al automóvil privado”, concluye el comunicado.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

17 − fifteen =