SPDA lamenta destitución de exjefe de Osinfor y pide al Ejecutivo señales claras en la lucha contra la tala ilegal
ROLANDO-NAVARRO-GÓMEZ

Foto: Radio Oriente

El pasado viernes 15 de enero, mediante Resolución Suprema 011-2016-PCM, se oficializó la salida de Rolando Navarro Gómez del cargo de Presidente Ejecutivo del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (Osinfor).

Para algunos especialistas y medios de comunicación, esta salida cayó de sorpresa, ya que hace poco el organismo que lideraba Navarro, junto con la SUNAT, habían participado en uno de los decomisos más grandes de madera ilegal en el país, nos referimos a la “Operación Amazonas”.

Para José Luis Capella, director del Programa Forestal de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), el Ejecutivo tiene que explicar esta destitución, ya que es considerado un funcionario que trabajó por la fiscalización forestal casi cuatro años para la Presidencia del Consejo de Ministros.

Capella consideró que el momento de la destitución de Rolando Navarro despierta sospechas por la cercanía con el operativo que, a fines de noviembre pasado, inmovilizó 1312 metros cúbicos de madera ilegal, valorizados en 1.6 millones de soles, y que iba a ser exportado a EE.UU. y México.

Participaron en esta actividad la Fiscalía Ambiental de Iquitos, representantes de la SUNAT y del Osinfor. Gran parte de la madera intervenida le pertenecía a la compañía Inversiones La Oroza S.R.L.

“La Operación Amazonas 2015 no fue perfecta en coordinación o apoyo logístico, que no estuvieron presentes, lo cual llevó a que parte de la madera ‘se escapara’. Pero es más importante resaltar que finalmente se comenzó a poner el dedo en la llaga en el muchas veces denunciando tráfico de madera ilegal a gran escala con documentación falsa (blanqueo de madera)”, señaló Capella.

madera_portada

Foto: Ojo Público

El problema de la encargatura

La SPDA había señalado en una publicación la existencia de una prolongada “encargatura” otorgada a Rolando Navarro y que debía realizarse un concurso público como ordena el DL 1085. Sin embargo, la señal que da su destitución no es la mejor en fondo ni forma.

“Osinfor queda como una institución sin cabeza, porque se ha encargado al Secretario General de la institución realizar una doble labor en el momento en que debe implementarse la Ley Forestal y de Fauna Silvestre (Ley 29763) y todos los esfuerzos por promover legalidad en el acceso al bosque requieren de un correlato en la lucha contra las mafias de la madera ilegal, para ‘sacar del juego’ a quienes no quieren aprovechar sosteniblemente el bosque y los funcionarios que los apoyan”, dijo el director del Programa Forestal de la SPDA.

“Remover a una persona que trabaja deteniendo a quienes se dedican a la destrucción de nuestro patrimonio es una pésima señal. Una entidad de fiscalización no está para caerle bien a todo el mundo. El Ejecutivo podría haber iniciado el proceso de concurso público, al cual obviamente suponemos que se hubiera presentado Navarro, y realizado una transición adecuada dejando al siguiente gobierno un técnico trabajando por los objetivos que persigue Osinfor”, dijo el abogado.

“Al mismo tiempo, el Ejecutivo debe llevar a buen puerto el trabajo realizado en la Operación Amazonas 2015 o deslindar responsabilidades si es que existen errores. El remover al funcionario a cargo sin dar explicaciones envía el peor de los mensajes, incluyendo ser un argumento para la empresa involucrada en la exportación de la madera ilegal . Como ya hemos dicho, el Gobierno debería salir a esclarecer qué pasó con Rolando Navarro y qué pretende hacer ahora con Osinfor y finalmente, dar señales claras de que se toma en serio la fiscalización forestal y la lucha contra la tala ilegal”, concluyó José Luis Capella.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

17 − two =