Pulgar-Vidal: “La nueva ministra del Ambiente debe rescatar los logros que tuvo el Minam”

Foto: Canal N

 

El 13 de mayo de 2008 se creó el Ministerio del Ambiente (Minam) y acaba de cumplir su primera década. Si bien la creación de esta cartera fue respaldada por la ciudadanía, también ha tenido diversos cuestionamientos, sobre todo del sector empresarial, que en diversas ocasiones manifestó que dicho sector es una traba para las inversiones.

Para conocer un poco más sobre la evolución que ha seguido el Minam, incluso antes de su creación, conversamos con Manuel Pulgar-Vidal, ministro del Ambiente entre los años 2011 y 2016, y actualmente Líder de Clima y Energía para WWF Internacional.

¿Qué tan difícil fue para el país lograr la creación del Minam?

La historia de la creación del Minam es de larga data. La primera vez que se propuso fue en 1986, cuando en el Congreso de ese entonces se presentó un proyecto de ley para la creación de esta cartera. Sin embargo, la Comisión que vio el tema decidió no aprobar esa propuesta porque argumentaba que hacía falta una ley. Por ello se creó una Comisión que redactó el primer borrador de lo que fue el Código del Medio Ambiente, el cual fue terminado entre 1987 y 1988. Luego, en 1990, se dictó el Código del Medio Ambiente. En ese momento no estaba suficientemente madura la idea de un ministerio, por eso el Código no hace referencia a una autoridad ambiental específica pero se creó un Sistema Nacional Ambiental.

¿Por qué era necesario crear un Ministerio del Ambiente, cuál fue el argumento más sólido en ese momento?

Luego de la Conferencia de Estocolmo en 1972, muchos países de América Latina empezaron a crear una serie de autoridades ambientales, y uno de ellos fue Venezuela, que fundó su Ministerio de Ambiente en 1976. Entonces, hubo una tendencia legislativa muy fuerte, y esa tendencia tenía que ver con la creación de autoridades ambientales y el reconocimiento del derecho a vivir en un ambiente sano. Todo ello se consolidó con la Cumbre de Río, en 1992. En el año 1994, se discutió nuevamente sobre la creación de un Ministerio del Ambiente, pero existía una fuerte oposición. En ese entonces, el sector empresarial estaba intentando posicionarse y se oponía a una autoridad ambiental.

¿Cuál fue el argumento de esa oposición?

Ellos decían que la creación de un nuevo ministerio significaba crear más burocracia y que iba a detener las inversiones. El año 1992 se habían dictado las normas de promoción para las inversiones. Incluso habían modificado el Código del Medio Ambiente. La madurez para que se cree un ministerio en esa época no se dio porque el sector empresarial se opuso radicalmente. Pero se creó el Consejo Nacional del Ambiente (Conam), al que hay que reconocerle sus méritos porque, pese a que se creó muy débil, tuvo funcionarios que fueron capaces de poner en agenda diversos temas ambientales.

¿Por qué recién con Alan García se hizo posible la creación del Minam?

Muchos creen que cuando Alan García decide impulsar la creación del Minam, fue bajo la presión o parte de la reglamentación del Acuerdo de Libre Comercio con los Estados Unidos, pero eso es absolutamente falso. Los EE.UU. ni impulsaron ni promocionaron esta creación porque no era su tema. En realidad, lo que más se estima es que mientras se estaba discutiendo el tema de Camisea II, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) había recomendado que para que se realizara un Camisea II, con mejores estándares ambientales, se creara el Ministerio del Ambiente. Entonces, Alan García lo anunció sorpresivamente, sin ninguna tendencia previa, sin ninguna presión. Un día dijo que se iba a crear y se creó.

Desde su creación, ¿considera que el Ministerio del Ambiente ha logrado cumplir algunos de sus objetivos?

Mi primera reflexión sobre estos diez años del Minam es que era necesario y positivo que exista porque cuando quieres incorporar el tema ambiental en la agenda pública, tienes la necesidad de debatir en el más alto nivel de decisión política, eso es indudable y eso es igual en toda la región.

Yo creo que se ha logrado mucho, sin embargo en los veinte primeros meses del Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se retrocedió significativamente porque se intentó renunciar ilegalmente al ordenamiento territorial, se intentó quitar las funciones del ministerio en el combate contra la minería ilegal, se intentó convertir al Minam en una autoridad encargada sólo de la gestión de los residuos sólidos. Es decir, no está mal que el ministerio tenga una política de residuos sólidos, pero el Minam no es una municipalidad que recoja basura, ¿no? El Minam es un ente que debe ir más allá de sólo dedicarse a los residuos. Confío en que la nueva ministra será capaz de rescatar todos los logros que se habían obtenido desde el Conam.

Al hablar del Minam, también hay que tener en cuenta a sus adscritos. Tenemos un Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) que hoy en día tiene la capacidad de multar hasta con 30 mil UIT, mientras que Osinergmin sólo puede multar hasta 600 UIT, lo cual es absurdo. Tenemos al Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace), que es bastante respetado, y además tenemos al Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), el Instituto Geofísico del Perú (IGP), el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem) y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), una institución sólida en la creación y protección de áreas protegidas.

¿Cuáles serían los retos del Minam de aquí a diez años más?

El Minam tiene un gran reto en posicionarse fuertemente y hacer que el Perú sea un país climáticamente responsable. Tiene que lograr incorporar esta política climática en los procesos de planificación del desarrollo y en las políticas económicas, porque el tema climático es un tema de economía, es un tema de vulnerabilidad. Tiene el ámbito social y el económico.

El otro reto es que el Minam debe convertirse en una autoridad con mayor capacidad de enfrentar y vincular lo climático con el tema de la naturaleza. El mundo está enfrentando, y el Perú también, situaciones de pérdida de naturaleza y pérdida de ecosistemas. Tiene que ir mejorando siempre el sistema de evaluación de impacto ambiental, tiene que tener altos estándares ambientales. Lamentablemente durante el Gobierno de PPK se renunciaron a estos estándares ambientales. Tiene que continuar rescatando y trabajando en el tema de ordenamiento territorial, y concluir el proceso de manera que sirva para lograr paz social.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

17 + 1 =