Humala aún no aprueba Plan Nacional para formar ciudadanos más comprometidos con el ambiente
sembrar

Foto: Andina

Tarea pendiente. El Plan Nacional de Educación Ambiental 2016-2021 (PLANEA) es un instrumento de gestión que se forjó desde el 2012 con el fin de formar ciudadanos ambientalmente responsables -a través de la educación en el colegio y la reeducación de los adultos- para que puedan modificar o adoptar estilos de vida saludables y sostenibles.

El Plan, que busca establecer acciones específicas, responsabilidades y metas para la implementación de la Política Nacional de Educación Ambiental (PNEA), ya se presentó en enero -previa aprobación del Ministerio del Ambiente (Minam) y el Ministerio de Educación (Minedu)- al despacho presidencial, pero hasta ahora la firma del Primer Mandatario, Ollanta Humala, se ha hecho esperar. ¿Por qué la demora?

Para saber un poco más sobre los alcances del PLANEA, conversamos con Eliana Rojas, coordinadora de la Unidad de Educación Ambiental del Minedu, quien nos contó sobre los objetivos del plan, el proceso que ha seguido hasta el momento y lo que falta para su implementación.

Ver la entrevista:

Según comentó la especialista, el PLANEA tiene tres ejes de trabajo. “El primero tiene que ver con competencias ambientales, o competencias con enfoque ambiental que puedan implementarse a nivel de comunidad educativa, y la comunidad educativa engloba no solo estudiantes sino también docentes, administrativos, directivos de las distintas instancias de gobierno”, señaló.

El segundo eje, agregó, tiene que ver con la ciudadanía. “Se busca que todos podamos tener en cuenta cuáles son nuestros derechos y deberes ambientales”, agregó. Finalmente, el tercer eje tiene que ver con las organizaciones, “en donde las organizaciones civiles, el sector privado y público, puedan fomentar también la educación ambiental desde sus propias prácticas”.

El PLANEA empezó a elaborarse desde el 2012, año en que se aprobó la PNEA. Desde entonces se trazaron líneas de acción que debían incluirse dentro del PLANEA. La parte participativa empezó en el 2013-2014 con la elaboración coordinada entre los sectores involucrados, entre ellos los ministerios de Educación, Salud y Ambiente. Asimismo, se trabajó con los gobiernos regionales y locales.

“Esperamos que se apruebe antes del cambio de Gobierno. Estamos haciendo el seguimiento respectivo. Sirve mucho que seamos conscientes de que estamos hablando de un cambio de paradigma, un cambio de estilos de vida y todos debemos interiorizar que la educación es básica, y que no se trata solo de educar a los estudiantes sino reeducar también a los adultos”, sostuvo Rojas a Actualidad Ambiental.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

sixteen + sixteen =